Clases de Yoga prenatal en Granada

Yoga Prenatal Vishnu Granada

Las clases de Yoga prenatal en Granada son una práctica completa que combina el control del cuerpo y la mente.

Para las mujeres embarazas ofrecemos una sesión con posturas adaptadas, respiración suaves y relajaciones prolongadas.

Las diferentes posturas, llamadas asanas, nos permiten hacer ejercicio al mismo tiempo que controlamos nuestra respiración y equilibrio. Pero practicar yoga durante el embarazo no sólo significa bienestar en esos nueve meses, sino durante el parto y a posteriori, ya que la flexibilidad alcanzada nos permitirá transcurrir el trabajo de parto en mejores condiciones.

Las clases de yoga prenatal en Granada ayudan  ayuda al bienestar interior y a evitar el estrés del parto.

Se recomienda esperar al segundo trimestre para empezar los ejercicios si no estás acostumbrada a hacer yoga, pues para entonces el bebé ya habrá adquirido un desarrollo más avanzado

BENEFICIOS DE LAS CLASES DE  YOGA PRENATAL

Mantenerse en forma durante el embarazo

El yoga es el mejor “deporte” para embarazadas. Los ejercicios son suaves y fluidos. Con una práctica continuada,  tonificarás los músculos, mejorará tu flexibilidad y equilibrio, y conseguirás una mejor circulación sanguínea

Energía y bienestar.

El yoga no actúa únicamente sobre nuestro cuerpo, también es una buena manera de entrenar nuestra mente para frenar la ansiedad con meditación.
Es común pensar que las mujeres embarazadas deben de evitar la actividad física para no fatigarse, sin embargo las clases de yoga prenatal en Granada son una fuente de energía vital inagotable para ti y para tu bebé. Las clases de yoga te aportarán  la energía positiva que te ayudará a afrontar cada nueva etapa con serenidad.

Combatir los pequeños malestares del embarazo.

El embarazo suele  venir  acompañado de ciertos dolores musculares, náuseas y tensiones. Especialmente cuando el vientre crece, su peso crea dolores en la parte baja de la espalda. También es común notar las piernas pesadas y cierta hinchazón en los tobillos, pies y manos por retención de líquidos que causa la mala circulación en un estado avanzado de gestación. El yoga ayuda a reducir todas estas pequeñas molestias mejorando la postura y facilitando la circulación.

Relajación

Las clases de yoga en general, y el yoga para embarazadas en particular, ponen  énfasis en la respiración como la clave para el control de nuestro cuerpo, así que será una de las primeras cosas que aprendas. Una correcta respiración te ayuda a combatir el estrés.

Saber relajarse es especialmente útil para las contracciones y durante el parto; en este momento el cuerpo libera una hormona para reducir el dolor, la oxitocina, que la ansiedad o la tensión no dejan desarrollarse, por lo que cuanto más distendida te encuentres, más fácil te resultará dar a luz.

Mejorar la conexión entre la madre y el bebé.

Hacer yoga embarazada no es hacerlo sola: tanto la madre como el futuro bebé participáis en los ejercicios y os dais un tiempo a solas, lejos de las preocupaciones y los quehaceres diarios. El yoga os ayuda a reforzar la conexión entre ambos y a que como madre sientas a tu bebé.

Consulte horarios y tarifas AQUÍ

Visit Us On Facebook